principal
principal
Anyela Galante, Elizabeth Coello y Diana Croce, del Miss Venezuela al calendario Polar

Anyela Galante, Elizabeth Coello y Diana Croce, del Miss Venezuela al calendario Polar

Banner pequ

Glamorosas caminan por la pasarela del Miss Venezuela. Como muñequitas desfilan con largos trajes, capas, guantes y peinados repletos de laca. Luego del concurso viene el cambio; se destapan y saltan directo al Calendario Polar para convertirse en la fantasía viva de los caballeros.

Y es que el conocido almanaque de la empresa cervecera se ha dado la tarea de reclutar a estas mujeres recién salidas del certamen para  hacer de ellas unas divas de la publicidad. Quizás la mayoría de las aspirantes a la corona nacional quiere saltar de una vez a la televisión, pero en cambio otras, buscan posicionarse en el modelaje.

Las nuevas adquisiciones de la marca de licores dejan claro que el “lomito” o la carne “fresca” está en el Miss Venezuela, de hecho,  por años se han afincado  en la fábrica de reinas de Osmel Sousa para repotenciar el almanaque.

Diana Croce, Anyela Galante y Elizabeth Coello se quitan la banda de miss para deslumbrar en traje de baño, bronceadas y posando en las más  exóticas playas de nuestra geografía. La primera representó a Venezuela en el Miss Mundo 2016; la segunda hizo lo mismo un año antes y la tercera dio la cara por el estado Vargas en el Miss Venezuela 2015.

Los cuerpos de estas mujeres protagonizarán una de las campañas publicitarias más importantes del país, un trampolín que las impulsa a desarrollar una importante carrera dentro del medio del entretenimiento. Los antecedentes hablan por sí solos: Daniela Kosán,  Marjorie de Sousa, Norelis Rodríguez, Norkys Batista, Zoraya Villarreal,  Ly Jonatitis, Dayra Lambis, Marlene de         Andrade, Anarella Bono, Aura Ávila, María Fernanda León    y Patricia Fuenmayor le abrieron las puertas a otras compañeras. Fue así como Grabiela Concepción,  Hannelys Quintero,  Vanessa Goncalves,  Jéssica Barboza, Karen Soto, Ivanna Vale, Georgina Mazzeo y Gabriela Ferrari también cautivaron como las novias del oso.

“En principio se contó con figuras de alto reconocimiento en el medio, ahora están optando por refrescar se con unas desconocidas. Creo que a nivel publicitario el calendario ha sido una estupenda vitrina para vender a nuestras artistas en todo el país. Hubo una época en la que todas querían estar dentro del proyecto. Supongo que el presupuesto no les permite tener a las diosas que engalanan nuestras telenovelas y programas”, asegura el actor y productor teatral Daniel Ferrer.

Por su parte,   el corresponsal del programa Boom (Venevisión)  en Maracaibo, Alexis Villarroel, refiere que “el trabajo de una chica Polar va más allá de posar en unas fotografías que luego serían utilizadas en vallas y almanaques. Las beldades deben participar en firmas de autógrafos, eventos corporativos y giras que organiza la empresa por las principales ciudades del país para promocionar la marca”.

Si bien la economía no les permite apostar por modelos o artistas de mayor relevancia, lo cierto es que la empresa no pierde la tradición y como todos los años complacerán a los hombres que esperan en el calendario. ¿Lo malo? Es que se quedaron con las ganas de tener entre sus filas a Osmariel Villalobos y Migbelis Castellanos.

Vìa: Panorama

Noticias Relacionadas

Banner pequ