principal
principal
principal
El Mónaco remontó para eliminar al Manchester City de la Liga de Campeones

El Mónaco remontó para eliminar al Manchester City de la Liga de Campeones

Banner pequ

El conjunto del Principado derrotó 3-1 a los dirigidos por Pep Guardiola y se clasificaron para los cuartos de final

El Mónaco remontó los dos goles de desventaja que traía del partido de ida y se clasificó hoy para los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo al vencer por 3-1 al Manchester City en la revancha disputada hoy en el estadio Louis II.

Kylian Mbappe (8′) y Fabinho (28′) adelantaron al Mónaco, pero el City llegó al descuento que lo clasificaba a los 71′ por intermedio del alemán Leroy Sané. Sin embargo, seis minutos más tarde, Tiemoue Bakayoko anotó el tanto que determinó la eliminación del conjunto de Josep Guardiola y el pasaje para los monegascos.

El arranque del partido mostró la ambición del Mónaco, que al buen juego que había exhibido en la ida le agregó mayor voracidad y profundidad, pese a la ausencia del goleador colombiano Radamel Falcao, reseñó DPA.

Antes de los siete minutos, el City ya había pasado tres sobresaltos en el área defendida por Wilfredo Caballero, una muestra clara de la diferencia de actitud con la que salieron ambos equipos.

Incluso, el arquero argentino se lució al desviar al córner un remate a Mbappe. Sin embargo, un minuto después nada pudo hacer para evitar el tanto del juvenil de 18 años, que le había marcado también en la ida.

Después de un gran desborde de Benjamin Mendy, el balón le quedó por la izquierda a Bernardo Silva, que lanzó un centro fuerte para que Mbappe desviara y descolocara a Caballero.

El impacto del Mónaco sorprendió aún más a los visitantes, que lucían llamativamente erráticos, sin posibilidades de manejar el balón. Por eso, sin la pelota, el equipo de Guardiola sufría ante cada ataque de los locales, incisivos y peligrosos por ambas bandas.

Recién después de los 20 minutos el conjunto inglés pareció equilibrar las acciones, aunque los ataques del Mónaco siempre parecían más peligrosos que los de su rival.

La idea de Guardiola de juntar mediocampistas ofensivos para tener el balón y llegada frente al arco rival sucumbió ante la mayor intensidad de los franceses: ni logró manejar la pelota ni inquietó al arquero Danijel Subasic, que no necesitó atrapar ni un remate en los primeros 45 minutos.

Por el contrario, el Mónaco lastimaba cada vez que utilizaba los costados para atacar. Y por esa vía llegó el segundo gol justo antes de la media hora, cuando Fabinho recibió un gran desborde de Mendy y definió de primera para vencer al portero visitante.

La distancia en el marcador era un reflejo de la diferencia que había en el campo. Además, en menos de media hora, el Mónaco había logrado la remontada y la eliminatoria cambiaba de dueño, un factor clave para la mentalidad de ambos conjuntos.

Después de la pausa, las modificaciones tácticas planteadas por Guardiola y el retraso que evidenció el equipo dirigido por Leonardo Jardim cambiaron el panorama del partido. El dominio era ahora de los “citizens” y los que se defendían como podían eran los del Principado.

A los 55′, un cruce salvador de Andrea Raggi evitó el tanto de Agüero, que estaba listo para convertir tras un desborde de Sterling. Y siete minutos más tarde, el goleador argentino elevó su remate después de que Sané se escapara por la banda izquierda.

A los 64′, el que evitó el tanto del “Kun” fue Subasic, que tapó con su pierna izquierda después de que David Silva colocara al argentino en posición inmejorable. Y casi de inmediato, la oportunidad la perdió Sané al disparar el primer palo, con dos compañeros libres por el medio.

Tanta presión ejerció el City que el merecido gol no tardó en llegar. Sterling sacó un remate bajo que Subasic tapó a medias y apareció Sané para capturar el rebote y anotar.

Claro que el Mónaco todavía tenía resto. Y apenas seis minutos después, Bakayoko cabeceó muy libre en el área un tiro libre de Thomas Lemar y colocó la pelota junto al palo izquierdo de Caballero.

El City pagaba caro su endeblez defensiva, que entre los dos partidos le hizo encajar seis goles.

Los últimos minutos mostraron a un City desesperado y lanzado en ataque, mientras que el Mónaco se defendió con todo su orgullo y se dio el lujo de eliminar a uno de los candidatos al título por nombres y presupuesto.

Noticias Relacionadas

Banner pequ