Periodismo de Soluciones

Los gatos y su conflicto de personalidad

4070-2754

Publicidad

Por:
Por:

Periodistas de Avance

Comparte esta noticia

Los gatos han cambiado sus hábitos de vida hogareña en los últimos 50 años, en buena parte por las exigencias de los dueños, según un estudio que reflejado en el libro ‘Sentido de gato. Como la nueva ciencia felina puede hacerte un mejor amigo para tu mascota’.(Lee también: Explican las señales felinas: conoce el lenguaje corporal de los gatos.)John Bradshaw, el investigador y autor del libro, explica que los felinos hoy en día enfrentan la mayor hostilidad en los últimos 200 años, pues sus amos prefieren que sean mimosos a que maten ratas en las casas, la razón por la que se inició la convivencia gato-humano. (Lee también: Problemas comunes de agresividad en gatos.)

El autor explica que su interés por los gatos surgió desde que era pequeño, cuando esos animales cazaban ratas y no estaban interesados en la vida de hogar.

Según el libro, la independencia de los mininos -una cualidad que hacía del gato la mascota independiente perfecta- se debe a su origen solitario, cuando debían alimentarse por sí mismos (y sin el concentrado que les compra su amo).

El cazador mimado

“La transformación del gato, que pasó del exterminador casero al compañero de vivienda, es tan reciente y rápida (especialmente desde la perspectiva del gato) como evidentemente incompleta”, escribió Bradshaw, según un extracto publicado en ‘The New York Times’.

A pesar de que Bradshaw aclara que los felinos tienen personalidad, así como las personas también la tienen, distingue la territorialidad que éstos poseen en la vida salvaje.

Por ello, tener a varios gatos -especialmente machos- en una misma casa causa conflicto en su sentido del territorio, para un felino convivir con otro gato es todo un desafío. Por ello, ser como la “loca de los gatos” que tiene varios felinos en un departamento podría no ser una buena idea.

“Yo quiero que la gente continúe disfrutando de la compañía de un animal encantador, pero no estoy seguro que el gato, como especie, se dirija en la dirección correcta”, concluye Bradshaw sobre la nueva vida hogareña de los mininos.

Noticias relacionadas