principal
principal
Ania Pulido, nutricionista con un corazón de oro

Ania Pulido, nutricionista con un corazón de oro

Banner pequ

Si de carisma, profesionalismo y amabilidad se trata, Ania Pulido se lleva el premio. Una excelente licenciada en Nutrición, 100% tequeña, que día a día trabaja y se esmera por ayudar o colaborar con aquellos que lo necesiten, dándole consejos que valen oro; sin duda alguna, una valiosa con todas la de la ley.

Entre alimentos y dietas pasan los días de esta invaluable mujer, quien considera que siempre hay algo nuevo que aprender, además se preocupa por enseñar, desde los más chiquitos hasta los más grandes, sobre como llevar una buena alimentación.

“Nací y crecí en Los Teques, esta es mi ciudad, mis 31 años han pasado aquí. Estudié la primaria en el Colegio El Carmen y el bachillerato en el Juan XXIII, posterior a eso entre a la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde empecé la carrera de Sociología, algo diferente a lo que soy ahora”.

En el tercer semestre, se dio cuenta que esa no era la carrera con la que se veía a futuro y decidió cambiarse. “En la UCV cuando es cambio de facultad uno debe presentar una prueba de admisión otra vez, la hice y entre a la Facultad de Medicina donde inicié Nutrición”.

Manifestó que se entró en esta carrera por curiosidad y porque varios amigos la estudiaban. “Ellos comentaban sobre la carrera y me pareció que me podría gustar, pues resultó que sí. A pesar de que algunas veces tenía algunas dudas y me preguntaba si esto era lo que quería, ahora siento un profundo amor por lo que estudié”.

Una vez graduada, quiso fortalecer el currículo y realizó un curso de lactancia materna convirtiéndose en consejera en este tema, a nivel online hizo un curso de coach nutricional y además de eso se mantiene al día con las charlas.

“Me gusta mucho la parte educativa, sin embargo no la ejerzo; también estuve trabajando en el Instituto Nacional de Nutrición. Tuve la oportunidad de visitar varias comunidades llevando charlas y me gustó mucho esa parte del trabajo, puesto que conocí zonas en donde tienen bastante carencia nutricionales y en estos tiempos es importante entender como la educación nutricional puede fortalecer al país”.

Actualmente, se encuentra en la clínica Ribas. “A pesar de que en la universidad no me gustaba la parte clínica, fíjate donde estoy, le agarré cariño a esto, siento que en este espacio he crecido muchísimo a nivel de conocimiento”.

Colaboradora incansable

Ania precisó que por la situación país ha tenido que aprender a improvisar para ayudar a las pacientes, por ejemplo, como suplir una dieta cuando algo no se consigue o no se tienen los recursos para comprarlo. “Esto me ha llevado a comprender la importancia de la nutrición, sobretodo en estos momentos”.

Esta invaluable mujer es dulce como un caramelo, con una personalidad encantadora y muy sociable. “Normalmente soy así, a pesar de que tengas un día malo no tienes porque contagiar a los demás con esa aura”.

Comentó que a medida que pasa el tiempo, el profesional en esta rama se da cuenta que la alimentación se encuentra presente en todos lados, por lo que “abarca muchísimos temas a la vez y más con éste despertar actual por las redes sociales con la información de lo que quieren comercializar”.

Entre risas, aseveró que mucha gente piensa que los nutricionistas están netamente para diseñar dietas y no es solo eso, es una ola de diversos temas para los pequeños de la casa, mayores, ancianos y pacientes con diferentes patologías.

“La nutrición está muy relacionada con la gente, no es solo un tema netamente médico sino también social, la carrera tiene mucho para dar, por lo que cada quien que estudie esto le va dar un toque diferente, es una profesión muy nutritiva”.

Del mismo modo, informó que a futuro pretende seguir ampliando sus conocimientos, haciendo un post grado, pero en el área de Gerencia de Alimentación, “que a pesar de que ya las manejo quisiera reforzarla más”.

Enamorada de su ciudad

A la población de Los Teques, por ser la ciudad en donde nació y a la que le tiene gran cariño, le quiso dejar un mensaje. “Traten de rescatar los lugares y el orden, lamentablemente he visto un cambio bastante fuerte a lo negativo”.

“Siempre se ha caracterizado por ser un lugar cariñoso y acogedor, la gente ha cambiado muchísimo y extraño mucho aquella ciudad de antes, en donde se respiraba paz y tranquilidad”.

Además de todo eso, hizo énfasis en que hace falta rescatar los valores a nivel social. “Como profesional y persona, creo que a pesar de todo es importante no olvidar la bondad y la gentileza, está en nosotros demostrar que, pase lo que pase, podemos estar alegres e irradiar lo mejor”.

Añadió que es apasionada al mil por ciento al rescate animal y aseguró que ese cariño viene de familia, porque “he participado en algunas fundaciones, de hecho tengo perritos rescatados en mi casa y todo lo que tenga que ver con este tema es mi `talón de Aquiles`”.

“Son seres indefensos que requieren de cariño y respeto, al igual que todos. Detesto que los maltraten, lamentablemente son propensos a la maldad. Si yo pudiera montaría mi propia fundación, por lo pronto hago que la gente tome conciencia”.

Para cerrar, recomendó a los estudiantes de Nutrición que traten de reubicarse en cuál es área donde les gustaría trabajar, puesto que generalmente al graduarse están perdidos. “Al darle cariño a lo que haces salen las cosas mejor y con mucho más amor. Y que se queden luchando para levantar este país”./no

** Profesional que enseña como alimentarse adecuadamente

ROSANGEL REBOLLEDO

 

 

Foto 1: Alegre, dedicada y muy respetuosa son las palabras que definen a esta mujer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas

Banner pequ