principal
principal
El Taekwondo forma parte del  ADN de Francelina Curbelo

El Taekwondo forma parte del ADN de Francelina Curbelo

Banner pequ

Las instalaciones del Palacio del Deporte fue el escenario en el que nuestro personaje valioso de hoy nos narró parte de su vida como atleta de taekwondo del estado Miranda, además nos contó sus pininos como maratonista.

Su nombre es Francelina Curbelo Gámez y nació el 12 de noviembre de 1975 en Los Teques. Actualmente vive en La Matica. “Amo esta ciudad”.

La mujer de ojos claros y estatura promedio, quien es Técnico Superior Universitario (TSU) en Farmacología, egresada de la UCV, señaló que de pequeña veía las películas de Bruce Lee, un destacado artista marcial, actor, cineasta y escritor estadounidense de origen chino.

“Esas películas me gustaban mucho, por lo que te puedo decir que este deporte siempre ha formado parte de mi, se encuentra en mi ADN, en pocas palabras lo llevo en la sangre”.

Destacó que la pasión por las artes marciales empezó desde que estaba en el colegio, específicamente sexto grado. “Te estoy hablando que tendría unos 11 o 12 años más o menos”.

Recordó que un día llegó un profesor, Rodolfo Hernández, al liceo y él comentó que se dedicaba a enseñarlas y desde muy niña estas actividades siempre le interesaron.

“Entonces vi esa oportunidad y comencé a entrenar en la Casa Copei. Me gustó bastante y me adapté súper bien. De echo fui a competencias nacionales infantiles, juveniles y adulto”.

Precisó que aunque no tuvo la oportunidad de viajar al exterior, específicamente a Cuba, debido a que en aquel tiempo era casada y salió embarazada, si llegó a participar en los Juveniles Nacionales de Trujillo de 1996, además fue a la categoría Master; entre muchas otras competencias.

Recalcó que quizás una de las más resaltantes fue un mundial que se desarrolló en las Naciones Unidas en Caracas donde obtuvo el primer lugar.

Puntualizó que con el taekwondo ha aprendido disciplina y perseverancia. “He alcanzado metas. Si a ti te gusta algo, debes luchar por ello”.

Este deporte le ayudó a desarrollar su personalidad

Recalcó que en este deporte encontró un escape y a su vez este le ayudó a desarrollar mucho de su personalidad, aunque para muchos parezca agresivo. “Es un forjador de disciplina”.

Para ella este es un arte marcial que es absorbente y entre sus cinco principios básicos tiene uno que es sumamente importante: el espíritu indomable, el cual es interpretado por muchos deportistas como tener el valor de defender aquello en lo que se cree, sin importar las circunstancias ni las probabilidades que estén en contra.

Destacó que actualmente no se encuentra practicándolo, porque su trabajo no se lo permite, sin embargo, recalcó que retomará sus entrenamientos.

Al preguntarle si ha pensado en montar una escuela precisó que su sobrina Andreina Linares, quien también práctica la disciplina, le ofreció dar clases en una escuela de la Efofac, e inclusive abrir una por acá en la zona junto al maestro Dhorsy Marín, en la cual se formaría un grupo master para ir a competencias.

En otro orden, Curbelo quien es cinturón negro segundo dan, cuenta con más de 20 años de experiencia como taekwondista.

La madre de dos hijos, puntualizó que no es la única de la familia que tiene como opción deportiva dicho arte marcial, aunque si confesó que fue la que incursionó primero y luego incluyó a sus hermanos Argenis y William Gámez. “Juntos íbamos al gimnasio. Yo era la promotora”.

“Los fines de semana entrenaba durante todo el día, mientras que de lunes a viernes le dedicaba dos o tres horas”.

Manifestó que disfrutaba lo que hacía y siempre contó con el apoyo de su padres. “Recuerdo que viajamos mucho”.

Aseguró que en su época a los deportistas le daban becas y todos los materiales deportivos. “De ese tiempo extraño a mis compañeras, los viajes, los profesores”.

Es árbitro de competencias de este arte marcial

Esta mujer de 42 años expresó que desde que tenía 18 aproximadamente también se dedicó al arbritaje de competencias de taekwondo.

“El arbitro o juez es aquel que se encarga de dirigir un combate o pelea entre dos atletas”.

Resaltó que tuvo un entrenamiento previo para esto. “Hice muchos cursos sobre este tema”.

Por otro lado, recomendó a todos aquellos jóvenes que desean incursionar en este mundo que entrenen mucho y luchen por lo que quieren.

“El deporte es algo muy bueno para la salud. Como dicen muchas personas cuerpo sano, mente sana”.

Agregó que ha todo lo antes mencionado se suma el hecho de que también ha dado clases. “Siempre el maestro Dhorsy Marín me ponían a darlas. Tuve un grupo de niños en los Nuevos Teques, además también las impartí acá en el Palacio del Deporte”.

Fue maratonista

La deportista mencionó que aparte de taekwondista fue maratonista, quien es aquella persona que se dedica a correr largas distancias.

“Practiqué cuando estaba en el liceo, en la escuela de Guardias y fui a competencias en el estadio Brígido Iriarte. Corría los 100 y 200 metros planos, además hacía salto con valla ”.

Sostuvo que lo más gratificante de esta parte de su vida fue que la ayudo a convertirse en una atleta integral.

Afirmó que incursionar en esta disciplina y en taekwondo como mujer, pues siembre ambos han sido asociados a los hombres, fue algo a lo que se adoptó bastante bien.

“No se me hizo difícil y no me importaba lo que dijeran los demás, aunque en aquella época eso se veía como un tabú y muchos me tildaron de parecer poco femenina”.

Por otra parte, en cuanto al futuro, apuntó que se ve a sí misma retomando sus entrenamientos.

“Mi sueño siempre ha sido tener un gimnasio donde la gente pueda acudir a practicar todas las disciplinas posibles y en el que pueda ayudar a jóvenes que tengan problemas de drogas, y de conducta, para luego integrarlos a la sociedad”.

Por último se define como una persona firme, con carácter, pero a la vez noble. En mi vida personal soy buena madre y siempre me gusta ayudar a quienes tengo a mi lado”./lb

Fotos: Alejandra Ávila

 

 

* Tiene más de 20 años de experiencia

 

ANDREINA OCHOA .-

 

 

 

Related posts

Banner pequ